Silvio cree en el barrio, que le escucha

Por: Centro Pablo

30 de Abril de 2018

Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-34-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-4-580x386
kaloian-3-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-43-580x386
kaloian-2-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-39-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-16-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-23-580x386
Silvio-Rodríguez-en-Punta-Brava-Concierto-92-38-580x386

(Tomado de Cubadebate)

Tomando como referencia mapas y mensajes publicados en las redes sociales,  llamadas nacionales e internacionales entre amigos y conocidos, este viernes hombres y mujeres de varias nacionalidades, se unieron a los vecinos de la Avenida 143 esquina a 41, en el municipio La Lisa para disfrutar del concierto 92 de la Gira por los barrios de Silvio Rodríguez, iniciada en el año 2010.

La lluvia anunciada y la distancia a recorrer desde los municipios más céntricos y asequibles de la capital cubana hasta la casi desconocida dirección, no impidieron que llegaran hasta la Plazoleta XX Aniversario, argentinos, brasileños, colombianos, venezolanos, salvadoreños,  españoles, holandeses, quienes con historias y motivaciones diversas, quisieron rendir tributo al trovador cubano  y cantar sus canciones.

Luis Garzón y Diana Carolina Pastrana,  de Colombia, confesaron  que luego de estudiar hace algunos años Ingeniería Informática en  Cuba, se han mantenido  desde su país, pendientes a la obra y al blog de Silvio. Por ello, al ver anunciado el  concierto decidieron comprar sus boletos y volver, para mostrar su cariño al intérprete y compositor, que posee textos poéticos difíciles de entender a primera vista, como Ojalá, y que les permite, al escuchar sus canciones, trabajar con calma en el país donde viven.

El argentino de 31 años, Ludovico La Valle, quien visita la Isla por vez primera, dijo que además de  estar fascinado por los cubanos, por su cultura, manera de ser y ganas de vivir…presenciar un concierto de Silvio resulta un momento mágico, ya que seres como  el trovador, precisamente por su condición de músico y poeta, son seres especiales, algo así como dioses, que no se ven a diario y que en vida hay que retribuir, escuchar y aprender de ellos.

Para Carolina Michelín, brasileña graduada de Medicina en Cuba y que hace unos meses regresó para hacer un doctorado, ha sido difícil llegar a Punta Brava en La Lisa, pero el hecho de  saber que estaría frente al artista que la ha inspirado durante muchos años, era una oportunidad única. Por ello  contactó a varios colegas, también de Brasil, para  que le acompañaran en esta aventura.

Las motivaciones de Fabrizio Raba, trovador argentino de 58 años de edad, para asistir al concierto se remontan a la presentación de Silvio en su  país, 22 años atrás. Recuerda que  fue  con su hijo de 10 años al Luna Park.  Ese día contó con la suerte de que el artista cubano le regalara un afiche firmado y dedicado a su pequeño. Lamentablemente, ese afiche desapareció esa misma noche. Desde entonces prometió llevarle otro  y aunque su hijo hoy tiene 32 años, esperaba cumplir con lo prometido.

Así fue transcurriendo el tiempo, entre estas anécdotas, confesiones de los asistentes, impaciencia de los seguidores del Silvio, niños curiosos de la localidad  y vecinos que se fueron acercando a la tarima, teniendo la oportunidad única de disfrutar de la exposición “Las locas de la Plaza de Mayo”,  del fotógrafo y  periodista cubano Kaloian Santos Cabrera, quien ante su probada maestría y la cortesía de Silvio conformó la muestra para este concierto.

Horas antes de la presentación, las condiciones del tiempo se fueron deteriorando, sin embargo, a la hora acordada, el autor de Unicornio apareció en escena  para compartir con los presentes “la  alegría de estar junto a su tropa en XX Aniversario, en Punta Brava y La Lisa, o  en La Lisa y Punta Brava o en ambos inclusive…, como parte de la gira por los barrios que en el próximo mes de septiembre, arribará a  8 años”.

También explicó que durante este tiempo le han acompañado varios artistas y músicos  de diversos  géneros y estilos.

Esta ha sido una iniciativa muy bien acogida por los barrios y en el caso de los artistas que me han acompañado, se han  sentido muy bien con estas actividades, pues todo artista quiere acercarse y sentir la relación directa con el  pueblo. Eso es un privilegio, es lindo para los que se dedican a ese oficio escénico y ello les renueva  el espíritu, por lo cual  se sienten muy bien haciéndolo.

Luego de este preámbulo presentó a sus invitadas especiales de la tarde, el dúo Jade, a quienes vio por televisión en el programa Entre Manos un par de veces y  le resultó extraordinario el trabajo que realizan.

A partir de ese momento, la magia de la música de Jade, integrado por Yanaysa Prieto Pedroso, voz líder y Maygret  Murricaire Blanco, guitarrista y voz segunda,  comenzó a recorrer espacios en el alma de los presentes y ni la llovizna que por momentos arreció, hizo que el público dejara de disfrutar del talento, las creaciones  y voces de ambas jóvenes.

Jade interpretó Son a felina, Compás de espera, Para besar de otro modo, Por si el peso, concluyendo con el tema La vida, para dar paso a Agustina Ponce, directora de la Editora Vigía  de Matanzas, que se dedica a manufacturar, iluminar  y enumerar todos sus libros a mano.

Ponce dio a conocer al público la donación de libros que de manera habitual se realiza en esta gira por parte del Instituto Cubano del Libro, el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, la Editora Abril y los Estudios Ojalá, que en este caso fueron entregados a la escuela especial “Presencia de Martí”, de la comunidad.

La directora de Vigía explicó además, que en este concierto, de manera simbólica presentaría el ejemplar número 1  del libro Hojas de la Web,  que contiene un compilatorio de textos del trovador, publicados en su web Segunda Cita. Por ello le dio la palabra a la editora del libro, Bárbara Vasallo, quien al entregarle la obra a Silvio, mencionó:

Hojas de la Web  es el libro hecho a mano y enumerado, que Vigía regala al trovador, sus artesanos en cada tela, papel rasgado y acrílico, devuelven el cariño que la ciudad despertó en el  poeta. Fue desafío y placer compilar esas crónicas que revelan al ser humano que es Silvio Rodríguez.

También le fue  entregado el símbolo de la editorial, consistente en un Quinqué creado por María Alba Ríos, y en este caso diseñado especialmente para el creador de Te doy una canción.

Después de este momento especial, comenzó la segunda parte del concierto barrial  en el que durante más de una hora, Silvio, acompañado por Rachid López,  guitarra, Maykel Elizalde, tres, Niurka González, flauta y clarinete, Jorge Reyes, contrabajo  y Oliver Valdés, batería y percusión, músicos entrañables quienes por sus cualidades interpretaron de manera magistral un repertorio de lujo, el cual fue coreado  y apreciado por el público presente.

Mi casa ha sido tomada por las flores, La canción de la Trova, El papalote, Viene la cosa, El reparador de sueños,  Sueño con serpientes, La maza, El Mayor, La gota de rocío, De la ausencia y de ti, Velia,  Quién fuera, El Necio, Ojalá, Tonada del albedrío, fueron las propuestas del cantautor  en esta ocasión, quien concluyó su actuación con Pequeña serenata diurna.

Ovaciones, sentimientos de amor y  agradecimiento por parte del público ante la obra artística y humana presenciada. Compromiso espiritual y motivo de inspiración  para el trovador, sus músicos  y la tropa de invisibles e imprescindibles que le acompañan, siguen siendo valores de esta gira en la que además de ser interminable, logró contar con emociones indescriptibles en su concierto 92.

Minutos después de concluir el concierto, un argentino, conmovido, enseñaba a sus colegas, un afiche dedicado por Silvio, para  su hijo de 32 años.

COMENTARIOS

Invitacion

image001

Actividades Centro Pablo en Argentina

foto mesa elpidio emb
asoc cuba
yadira y mesa
foto escultor elpidio
plano general
foto yadira elpidio emba