UNA NOCHE CUBANA A SALA LLENA EN FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Por: Centro Pablo

30 de Abril de 2018

Por Maylín Vidal

Buenos Aires, 28 abr (PL) La cultura cubana fue enaltecida en la Feria del Libro de Buenos Aires en una velada en la que brillaron sus escritores y su música, devenida una fiesta de hermandad entre esa isla y Argentina.

La noche cubana, que ya se ha convertido en una tradición en esta cita, reafirmó la víspera la solidez de la literatura de esa nación, de sus músicos, de su arte y sus raíces, en un encuentro dedicado a los 60 años del texto La paloma del vuelo popular, del Poeta Nacional Nicolás Guillén, y a los 20 años del proyecto A guitarra limpia, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Desde la sala José Hernández del recinto ferial La Rural, repleta de público, el secretario de la Fundación El Libro, Aurelio Narvaja, subrayó su felicidad por recibir una vez más a la Isla en esta fiesta de los libros y destacó su presencia ininterrumpida a lo largo de sus ediciones.

Hoy, precisamente, dijo, se cumplen 35 años de la presencia de Cuba en esta feria. Nos ha acompañado desde el comienzo de la democracia en Argentina y es de lejos la presencia más convocante de todos los países que concurren a esta feria, subrayó.

Por su parte la directora de la Cámara del Libro de la mayor de las Antillas, Sonia Almaguer,

agradeció el agasajo y extendió la invitación a la feria del libro de Cuba 2019, que estará dedicada al aniversario 60 de la Revolución y al 500 de La Habana.

Entre canción y canción, interpretadas de manera impecable por el dúo cubano Karma, el cineasta y escritor y director del Centro Pablo, Victor Casaus, y la directora de Estudios de la Fundación Nicolás Guillén, Denia García Ronda, encabezaron la presentación de varios textos.

García Ronda recordó la primera vez que los lectores argentinos pudieron acceder a La paloma del vuelo popular, de Guillén, a quien en los momentos más difíciles de su vida este país le brindó la mano, recordó.

El libro, publicado en Buenos Aires en 1958, es quizás el más personal del autor, todas sus preocupaciones y certezas se vuelcan en este poemario, dijo la escritora, quien añadió que en él se percibe el sentimiento del desterrado, la desolación, la angustia y añoranza por su tierra durante su exilio en varios países.

A su turno, Casaus recordó todos estos 20 años de un proyecto que comenzó en la calle Muralla, en el corazón de La Habana Vieja, y que poco a poco comenzó a germinar: el espacio A guitarra limpia, hoy la casa de muchos trovadores de la Isla y de la canción latinoamericana.

Casaus presentó en la velada dos de los varios libros que integran la editorial La Memoria del Centro Pablo: Elpidio Valdés, los inicios, del caricaturista y cineasta Juan Padrón, y una nueva edición de Silvio, Que levante la mano la guitarra, escrito por el también periodista junto al fallecido autor Luis Rogelio Nogueras en 1984.

El director del Centro Pablo transmitió a los presentes el saludo de Padrón, quien, dijo, se alegra mucho de que llegaran aquí las primeras cuatro historietas de Elpidio Valdés, nacidas en la década de 1970.

También transmitió el saludo del cantautor Silvio Rodríguez y relató cómo nacieron las páginas de Que levante la mano la guitarra que, como dijera el propio intérprete de Rabo de nube, es un texto hecho a seis manos por tres amigos.

Los ‘vivas’ a Cuba y Argentina se escucharon en la jornada, donde la trovadora y exministra de Cultura argentina Teresa Parodi entonó una emotiva pieza titulada La Lucha, del poeta Armando Tejada Gómez, plasmado en un reciente disco.

También se escucharon al músico de esta tierra austral Peteco Carabajal y a los trovadores cubanos Noslen García Porrúa y Carlo Taboada.

En esta fiesta de las letras, Cuba está presente con un stand de la Cámara de Libro, donde se puede acceder a ejemplares de todos los géneros y gustos de autores noveles y veteranos.

Prensa

COMENTARIOS

Invitacion

image001

Actividades Centro Pablo en Argentina

foto escultor elpidio
foto mesa elpidio emb
plano general
asoc cuba
foto yadira elpidio emba
yadira y mesa