VOCES FEMENINAS EN EL FIC GIBARA

Por: Shaima Legon

17 de Julio de 2019

Por Shaima Legón

Actrices cubanas de ahora y de siempre conformaron el panel y conversatorio “Invitadas ilustres del Festival” en la Casa de la Cultura, sede principal del Festival Internacional de Cine Gibara. En un ambiente ameno, amigable y lleno de humor, compartieron sus pareceres sobre el Festival, sus próximos planes y proyectos personales al igual que sus opiniones del actual panorama audiovisual cubano. Jorge Perugurría, presidente del Festival, se expresó con entusiasmo sobre el privilegio de contar con la presencia de estas mujeres insignes del cine cubano y de esa manera compartir sus valiosas trayectorias. El público pudo apreciar también anécdotas personales de las actrices con Humberto Solás, director de cine y fundador de la fiesta que se celebró en el pueblo gibarense.

Galardonada este año con el Premio Lucia de Honor, Daysi Granados, sostuvo que: “Lo más  importante que me ha pasado en este Festival es tener el encuentro con este pueblo maravilloso que nunca podré olvidar. Estoy conmovida porque ese primer día que hicimos la peregrinación por la calle Independencia, vivimos algo impresionante. Había visto algunas imágenes pero nunca es como vivir ese  momento. Estoy contentísima de estar aquí y de tener la oportunidad de estar junto a mis compañeras. Agradecida con la invitación y espero no sea la última”.

Daysi, ese rostro inolvidable que representó a Cecilia, también compartió algunas palabras sobre su relación con Solás: “Yo no solamente estuve cerca de Humberto profesionalmente, sino que desde antes compartimos una amistad estrecha en los años 60, cuando éramos todos muy jóvenes. Tuve la oportunidad de hacer Cecilia y hacer muchos viajes juntos, fuimos hasta la Siberia y fue un viaje fantástico. Humberto tenía una gracia tremenda, siempre era complicado por ser muy preciosista y claro tuvimos encontronazos en el fragor del trabajo como uno siempre tiene con los directores. Las actrices debemos tener participación y poder aportar, no somos títeres ni marionetas. Él estuvo mucho tiempo tratando de hacer Cecilia por problemas económicos y el tiempo, implacable, iba pasando. Cuando yo pude hacer Cecilia ya tenía 37 años y él no estaba seguro de que yo pudiera hacerla, y lanzó un casting. Se presentaron todo tipo de mujeres, pues creo que toda mujer cubana se siente un poco Cecilia. Y así un día vino a mi casa y me dijo ‘tú eres Cecilia’.  Desde entonces mi relación con Humberto fue bonita, nos confesábamos cosas y teníamos nuestros secretos,  y fue muy lindo que haya hecho este festival”.

Intervino luego Coralita Veloz, esa gran y querida actriz que ha deleitado a todos a lo largo de los años. En la programación de proyecciones del cine Jibá estaba en el cortometraje Cositas malas y en las actividades en su peña personal de música y poesía. Comentó a los presentes el placer que representa para ella trabajar con jóvenes y que ha estado participando activamente con estudiantes de la FAMCA. Expresó también su opinión sobre el Festival: “Para mí es una maravilla venir todos los años a Gibara, antes venía como actriz, ahora vengo con el grupo musical y mi peña. Uno espera esta fecha para venir aquí y compartir en este lugar que es único. Me siento privilegiada”.

Siguió la hija de Coralita, Tahimí Alvariño, también una actriz de acaudalado talento: “Una vez más, gracias Gibara por acogernos, yo he venido varias veces y como siempre, digo que este es  un festival de puertas abiertas porque el pueblo entero es parte, por cada rincón se siente que todo el mundo participa. Hay carteles de películas, danza, teatro… es un mar de artes”.

Por otro lado, la chica Almodóvar cubana, María Isabel Díaz, se presentó en el Festival con el largometraje El viaje extraordinario de Celeste García y dijo. “Yo estoy muy feliz, me paso mucho tiempo en España y es impresionante cuando uno llega aquí a este lugar que es como si todas las energías confluyeran para que te salga la libertad más absoluta.”

Jaqueline Arenal, radiante, comunicó algunas palabras emocionada: “Estoy enamorada de este lugar, quiero decir que para mí aquí confluyen muchas cosas. Humberto Solás me ha dado dos de las alegrías más grandes de mi vida, primero el Siglo de las luces y después este Festival. Es un hecho maravilloso y un momento único”.

Por último intervino la espléndida Laura de la Uz con sus pareceres: “Lo que más me ha llamado la atención y lo que más me gusta es la presencia de gente joven aquí y de adolescentes presentes que tienen su espacio.  Lo más bonito que me ha pasado es que mi hija y sus amigos hayan podido ver una copia restaurada de Fresa y chocolate y que se hayan emocionado igual que nosotros”.

Es así como entre amigas culminó este encuentro, cumpliendo con una de las características principales que deben tener los festivales, que es estrechar relaciones entre los diferentes artistas y su público, al igual que discutir ideas y maneras de hacer. En general las actrices expresaron sus deseos de trabajar con cineastas cubanos y aludieron a la poca producción de cine que hay actualmente en el ámbito nacional y cómo las mujeres quedan siempre un poco al margen de este proceso.  Esperan igualmente que a partir de la nueva Ley del creador audiovisual y cinematográfico resulten guiones y personajes interesantes al igual que más películas que representen nuestra realidad.

COMENTARIOS

EVENTOS

 

 

CONCIERTO A GUITARRA LIMPIA «DEBO DESAPARECER» CON CARLO FIDEL TABOADA

EXPOSICIÓN DE CARTELES 20 AÑOS A GUITARRA LIMPIA

 

 

 

 

Nuevas propuestas