CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

ZÚÑIGA EN LA GUERRA CIVIL DE ESPAÑA: REDESCUBRIMIENTO DE UN PIONERO DEL FOTOPERIODISMO

Por: Leonardo Depestre

15 de Noviembre de 2017

No recuerdo si Víctor [Casaus] me dijo o no cómo llegó  a sus manos en el Centro Pablo la fotocopia del reportaje “El misterio de un fotógrafo olvidado”, redactado por Aitor Bengoa con fotografías de Guillermo Fernández Zúñiga (1909-2005), publicado en la edición semanal de El País, España, el 10 de diciembre de 2016. Pero sí recuerdo bien su entusiasmo al mostrarme la fotografía para nosotros desconocida del poeta Miguel Hernández saliendo del Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, celebrado en Valencia en 1937. La imagen de Fernández Zúñiga, por sí misma, es una joya como documento histórico.

 

La lectura del muy interesante reportaje nos depara numerosas sorpresas. Primero porque destaca la labor fotográfica de un hombre –Fernández Zúñiga– hasta entonces mejor conocido como realizador de cine científico y fundador de la Asociación Española de Cine Científico (ASECIC) que por su hacer de fotógrafo; segundo, porque el rescate de los miles de negativos de su archivo fotográfico ilumina con nuevas imágenes el inagotable tema de la Guerra Civil en España; tercero, porque algunas de las fotografías que reproduce el reportaje son antológicas (en ellas nos detendremos) y de hecho colocan a su autor entre los maestros del fotoperiodismo de su época, y cuarto, muy importante, porque en ese proyecto “redescubridor”, junto a Rogelio Sánchez –quien tuvo el honor de abrir la lata medio oxidada contentiva de más de 3 000 negativos de valor histórico–, aparece nuestro compañero y amigo centropabliano, el fotógrafo Alfredo Moreno, el mismo que tuvo a su cargo la realización de las refotografías exhibidas entre junio y julio de 2012 bajo el título Pablo en Buitrago (La Habana-Nueva York).

 

El banquete fotográfico que nos ofrece el reportaje de Aitor Bengoa alcanza su clímax en la foto tomada a Robert Capa y Gerda Taro (él, húngaro; ella, nacida en Alemania pero de origen polaco), uno al lado del otro, Gerda  con su cámara enfocando un objetivo. Esta fotografía universalmente reproducida  estaba considerada de “autor desconocido”, pero el negativo original apareció en la bendita lata, por lo que existen bastantes motivos para pensar que fue tomada por Guillermo Fernández Zúñiga, aun cuando por aquellos tiempos no era extraño que un fotógrafo depositara en otro la misión de resguardarle los negativos. Robert Capa y Gerda Taro fueron pareja y en ocasiones se confunden las fotografías de uno y la otra, e invariablemente se mencionan entre los pioneros del fotoperiodismo; en el caso de ella, tuvo una muerte trágica cuando cámara en ristre acompañaba a las tropas republicanas en la batalla de Brunete y accidentalmente fue aplastada por la oruga de un tanque de las propias fuerzas republicanas, el 26 de julio de 1937.

 

Mucho interés despiertan y continuarán despertando las fotografías del maestro Guillermo Fernández Zúñiga y desde aquí felicitamos por su hallazgo y su trabajo investigativo a Rogelio Sánchez y a Alfredo Moreno. Y antes de concluir, un recordatorio necesario: Pablo de la Torriente Brau fue amante de la fotografía y acostumbraba llevar su cámara consigo, por lo que el asunto, como todo lo referente a la Guerra Civil española, nos toca muy de cerca en el Centro Pablo.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios