CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Alejo Carpentier en su centenario
1970

Dedicado a

Alejo Carpentier

Palabras

Se cumplen cien años del natalicio del cubano Alejo Carpentier y la Colección Palabra viva del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau se une al homenaje que con motivo del acontecimiento se le rinde al insigne escritor.
Hijo de padre francés y madre rusa, Carpentier nació en La Habana pero pasó los primeros años de su infancia en el poblado de El Cotorro. Ingresó a la Universidad  para estudiar arquitectura, como su padre, pero muy pronto abandonó esos estudios para dedicarse al periodismo, profesión que nunca dejó de ejercer.
A los 17 años comenzó a escribir en revistas capitalinas y desde temprana fecha se vincula con la vanguardia intelectual que lidereaba, allá por los años veinte del pasado siglo, Rubén Martínez Villena.
Durante la dictadura machadista Alejo Carpentier sufre prisión y tiene que marchar fuera de su patria. Va a Francia donde se vincula con el surrealismo, entonces en pleno apogeo. En la Ciudad Luz comprende que no tiene nada nuevo que aportar a aquel movimiento intelectual y sí mucho que decir sobre nuestra América, mundo apenas plasmado en la literatura de los años treinta. Más de una década pasará leyendo y estudiando cuanto libro y documento hable de las tierras latinoamericanas. Así nacen sus novelas El reino de este mundo, Los pasos perdidos, El siglo de las luces…
Tanto en sus novelas como en sus cuentos hay una constante: el juego con el tiempo y la presencia de lo que él mismo denominó “lo real maravilloso”.
En su fecunda vida también realizó investigaciones musicales y llegó a escribir obras dentro del género; dirigió programas radiales, tanto en París como en Caracas y La Habana; ejerció la diplomacia y fue un incansable difusor de la cultura.
Virgen Gutiérrez

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios