CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Emilio Roig de Leuchsering
1970

Dedicado a

Emilio Roig de Leuchsering (La Habana, 1889-1964 )

Palabras

Abogado, periodista, historiador, Emilio Roig fue un hombre del gabinete y de la tribuna. Así lo atestigua, desde la memoria, su propia palabra recogida en este casete de Palabra Viva. Participante en la Protesta de los Trece y miembro del Grupo Minorista, su vida intensa y fructífera estuvo caracterizada por la gestión lúcida y apasionada en favor de la verdadera soberanía de Cuba y el ejercicio del “don de la elocuencia”, como lo ha llamado su discípulo Eusebio Leal Spengler.

Roig perteneció a esa intelectualidad cubana de la República que indagó en los orígenes de la nacionalidad, defendió los valores de la independencia y propuso el rescate de la memoria viva como forma de lucha contra la ingerencia extranjera y la mediocridad doméstica.

Defensor de la República española agredida por el naciente fascismo, Roig fue el organizador de los Congresos Nacionales de Historia e incesante promotor de proyectos culturales, entre ellos, señaladamente, la conservación de la Habana Vieja. Esta última vocación encontraría cauce con la creación en 1936, a partir de su iniciativa, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que incrementaría su acción pionera en este terreno a partir del triunfo revolucionario de 1959 y que Roig dirigiría hasta su muerte.

Por ello tiene especial significación para nosotros que en este casete dedicado a Roig se escuchen también las palabras vivas de Eusebio Leal, actual director de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que lleva adelante, a golpes de laboriosidad e imaginación, los sueños de su predecesor.

Escucharlos es ser fieles a la memoria.

 

Víctor Casaus

 

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios