CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

Un loco que no se cansa de abrir ventanas
1970

Dedicado a

FAYAD JAMIS   (México, 1930- La Habana, 1988)

 

Palabras

En entrevista concedida al periodista Orlando Castellanos, en febrero de 1984, Fayad Jamís le confesó: “…mi vida ha sido una errancia permanente” .
Hijo de padre árabe y madre mexicana, vio la luz en Zacatecas, México donde vivió tan solo los primeros cinco años. A comienzos de 1936 la familia se traslada a Cuba. Están breve tiempo en la capital, luego marchan a Oriente hasta que se radican, en la década del 40 en Guayos, en la antigua provincia de Santa Clara donde se publica Brújulas (1949), la opera prima del joven Fayad que es también la primera publicación de aquel pueblito.
Ansioso por enrumbar su vida por el camino del arte vuelve a La Habana a estudiar pintura en la Academia San Alejandro. Pero no eran tiempos felices y la miseria de la que intenta escapar le persigue en la capital así que en la primera mitad de los cincuenta decide jugárselo todo y se va a París donde aunque no encontró paliativos económicos si escribió buenos versos. A esta etapa corresponden sus libros Los párpados y el polvo, La pedrada y Los puentes; el primero resume sus años en la capital cubana, años de búsqueda y de apremiantes necesidades para la sobrevivencia que se reflejan en una poesía de “visiones sombrías y situaciones desesperadas” como apunta Enrique Saínz en su Fayad Jamís, historia de un hombre. Los puentes testimonia su existencia en un París que el poeta recorre antes del amanecer (“Vagabundo del alba”), hablando solo o inventando “Un cuento árabe para Mariannik”, tratando de engañar el hambre en la Place Saint-Sulpice o esperando el atardecer, mientras cae la lluvia en la Rue Guillaume Apollinaire..
Al triunfo revolucionario regresa a Cuba, su patria, y desaparecen sus pesares, su angustia existencial, su desamparo, y en consecuencia, el tono y temas de su que hacer poético: Por esta libertad. Por primera vez encuentra trabajo estable y ocupa cargos culturales en la capital, cumple misiones diplomáticas y viaja por diversos países.. Expone su obra pictórica y publica los diferentes títulos que integran su obra escrita.
A pesar de los avatares, de los “tantos palos que le dio la vida” siempre tuvo el pecho abierto a la esperanza, a los sueños y al amor…
Virgen Gutiérrez

Temas

Poemas de Fayad Jamís leídos por el autor.

“Con tantos palos que te dio la vida”, poema de Fayad Jamís musicalizado por Carlos Díaz “Caíto”

“Cuando miro tus ojos” poema de Fayad Jamís musicalizado por Amaury Pérez e interpretado por Sara González.

COMENTARIOS

Novedades Ediciones La Memoria

Elpidio4
Elpidio3
Elpidio2
Elpidio1
pág-2
Elpidio-Valdés-sus-inicios